La industria cárnica NO contamina más que otras industrias

El sector de la carne muestra su compromiso medioambiental y responde con datos a las últimas acusaciones de Pedro Sánchez

Según Food Retails & Shoppers

El sector de la carne en España avanza a pasos agigantados para reforzar sus compromisos medioambientales y crear una industria alimentaria más sostenible.

El sector ganadero dedicado a la producción de carne ha destacado, con motivo de la celebración el 5 de junio del Día Mundial del Medio Ambiente, su compromiso para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), que ahora representan el 7,8 % del total que se producen en España.

Así lo han indicado en un comunicado conjunto las asociaciones Asici (cerdo ibérico), Avianza (carne avícola), Intercun (sector cunícola), Interovic (ovino y caprino), Interporc (porcino capa blanca) y Provacuno (carne vacuna).

“El sector ganadero-cárnico es consciente de los retos medioambientales y trabaja cada día para conseguir un modelo de producción ganadera e industrial cada vez más sostenible y en constante evolución hacia la neutralidad ambiental”, han apuntado.

De este modo, por ejemplo, el sector porcino de capa blanca español ha reducido en el periodo 2005-2019 en más del 41% sus emisiones.

En concreto, la interprofesional del cerdo ha destacado el esfuerzo que están realizando las granjas de porcino españolas. Así, en 2005 las granjas emitían 1 kilotonelada de CO2 por cada 524 toneladas de carne producidas, mientras que en 2019 emitieron 1 kilotonelada de CO2 por cada 891 toneladas de carne producidas.

El sector ha recordado que en los últimos años ha sustituido progresivamente en la alimentación de los animales, ingredientes ricos en fibra y de baja digestibilidad por cereales, y ha aumentado la cantidad y calidad de proteínas, así como ha incorporado aminoácidos sintéticos y enzimas digestivas, lo que ha favorecido la digestibilidad en la dieta y reduce de forma considerable las emisiones GEI derivadas de las excreciones. De esta forma, el sector porcino avanza año a año en sus objetivos para alcanzar el objetivo de tener un impacto climático neutro de cara a 2050.

Por su parte, la Organización Interprofesional de la Carne de Vacuno (Provacuno) ha mostrado su “máximo compromiso” en trabajar para lograr la reducción de emisiones de gases invernadero en el marco de esta celebración medioambiental. “Nuestra hoja de ruta es inquebrantable para conseguir que el sector sea cada vez más respetuoso con la naturaleza. La actividad ganadera es imprescindible para mantener los ecosistemas y evitar incendios forestales, pero vamos a seguir trabajando para reducir los gases de efecto invernadero (GEI) drásticamente”, ha subrayado el director de Provacuno, Javier López.

El sector se alinea de esta forma con el Pacto Verde Europeo de la Comisión Europea, que trata de mejorar el bienestar de los ciudadanos y la preservación del medio ambiente y que, entre otros objetivos, persigue precisamente que Europa sea climáticamente neutral para 2050.

Las emisiones que produce el consumo per cápita anual de carne de vacuno en España supone lo mismo que un viaje de ida y vuelta en coche de Madrid a Bilbao, de acuerdo con los estudios científicos de los que disponemos. ¿Sin vacas se emitiría menos metano? Pues no

“Las emisiones que produce el consumo per cápita anual de carne de vacuno en España supone lo mismo que un viaje de ida y vuelta en coche de Madrid a Bilbao, de acuerdo con los estudios científicos de los que disponemos. ¿Sin vacas se emitiría menos metano? Pues no. Si no hubiera herbívoros domésticos, los habría salvajes y emitirían los mismo. Si no hubiera ganado, los pastos y matorrales secos serían la cerilla perfecta para que en verano suframos los efectos devastadores de los incendios en montes y ríos y las emisiones de GEI que generan para el planeta”, ha subrayado el presidente de Provacuno, Eliseo Isla.

Según datos del Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico, el sector de la carne de vacuno en España representa el 3,6% de las emisiones totales de gases de efecto invernadero, pero los productores y comercializadores han decidido asumir un papel proactivo para garantizar el respeto al medio ambiente y responder con datos a las últimas acusaciones del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, criminalizando el sector.

De esta forma, el sector productor europeo trabaja, por ejemplo, en el programa ‘Life Beef Carbon‘ para reducir al menos el 15% las emisiones de gases de efecto invernadero en los próximos cinco años.

Mientras que Provacuno también ha desplegado un Código de Buenas Prácticas Medioambientales, elaborado por un grupo de 17 investigadores de siete centros de investigación pertenecientes a la Red Remedia, para alcanzar la neutralidad climática en 2050.

En España, el vacuno de carne es uno de los sectores clave para el rural, con un sistema de producción eficiente y sostenible. Con 130.153 granjas, 5,8 millones de cabezas, 238 industrias de sacrificio y 677.000 toneladas producidas al año por valor de más de 3.000 millones de euros, el vacuno ocupa el tercer puesto en el sector ganadero en términos económicos en España.

Más de 132.000 puestos de trabajo directos están ligados a la producción primaria, ubicados en zonas desfavorecidas con saldo poblacional negativo y sin otras alternativas viables económicas. A estos datos habría que añadir los empleos indirectos y los ligados a la transformación vitales para luchar contra la ‘España Vacía’.

 

Buscar

¿Qué te interesa? Encuentra las mejores empresas de alimentación de la Comunidad de Madrid

Archivos